fbpx
Seleccionar página

Toma la decisión de cambiar.

 

La mayoría de personas no se dan cuenta el efecto tan profundo que la toma de decisiones tiene en nuestras vidas.

 

Cada decisión que tomamos diariamente le dan forma a la vida que tenemos el día de hoy y a menudo hacemos esto sin ser conscientes de este proceso y sus efectos.

 

Si no estamos felices con los resultados que estamos obteniendo en nuestra vida en este momento, tenemos que hacer el esfuerzo de cambiar la manera que tomamos decisiones, comenzando el día de hoy, ya que ésta es la clave para comenzar a crear el futuro que deseamos para nosotros.

 

Aquí encontrarás algunas maneras de como tomar este tipo de decisiones:

 

 

1.Comprende el poder de la toma de decisiones.

Antes de que comiences a tomar decisiones, tú necesitas entender lo que una decisión genera.

 

Cualquier decisión que tú tomas genera una cadena de eventos. Es importante entender que la toma de decisiones significa aceptar las consecuencias de lo que estas traerán.

 

Cuando nos damos cuenta de su poder, tú tendrás más claridad y te convertirás en alguien capaz de tomar mejores decisiones.

 

Esto también te ayudará a “predecir” el futuro. Si eres consciente de las consecuencias, tú eres más propenso a tomar decisiones más sabias, las cuales apoyen tus metas.

 

2. Sigue tus instintos.

A menudo necesitamos mucho tiempo para tomar una decisión ya que tenemos miedo del resultado.

 

Nosotros podemos gastar mucho tiempo pensando cuidadosamente, analizando y considerando los pros y los contras antes de tomar una decisión. Este puede ser un proceso agotador y también muy largo. En vez de esto, aprende a confiar en tus instintos.

 

Normalmente estos tienen la razón y ya han tomado la decisión correcta mucho antes que nosotros mismos lleguemos a ella conscientemente.

 

Incluso si llegamos a tomar una mala decisión, cuando usamos nuestros instintos, nosotros tenemos más confianza en las decisiones que tomamos, comparadas con las decisiones que tardamos en tomar por mucho tiempo.

 

3.Comprométete con tu decisión.

Cuando hayas tomado una decisión, actúa sobre ella. Comprométete a tomar decisiones reales.

 

¿Qué es una decisión real? Es cuando decidimos algo y tomamos las acciones correspondientes. No tiene significado si tomamos una decisión y pensamos en todo lo que sucederá debido a esta, si al final de cuentas no comenzamos a actuar.

 

Esto escomo si nunca hubiésemos tomado la decisión. Si queremos hacer verdaderos cambios en nuestra vida, tenemos que generar el hábito de actuar en cada decisión que tomamos hasta que esta sea completada.

 

Si logramos hacer esto, nos sentiremos complacidos de nuestra madurez, actitud y desempeño, lo cual nos motivará a continuar tomando más decisiones asertivas.

 

Sin importar que decisión tomemos, debemos estar preparados para los posibles resultados de ésta. Tenemos que medirlas consecuencias de nuestras decisiones frente a nuestras metas.

 

De lo contrario continuaremos nuestra vida tomando decisiones ciegamente, las cuales no nos llevaran a los resultados que deseamos obtener.

 

4.Se flexible.

Esto puede que suene contra intuitivo pero tomar decisiones no significa que nosotros no podamos estar abiertos a escuchar otras opiniones.

 

Por ejemplo, digamos que tú tomaste una decisión de perder 5 Kilos en un mes a través de ejercicios de cardio.

 

Si otra opción está disponible para tí, tu no necesitas mantenerte haciendo cardio. Tú podrías estar dispuesto a perder ese peso a través de otro tipo de ejercicios y dietas que te llevarán al mismo resultado.

 

En vez de ser terco en la manera en que enfrentas tus decisiones, absorbe todo tipo de conocimiento que te acerque aún más a tu meta inicial.

 

5.Aprende de las decisiones que tomaste en el pasado.

Aprender de tus decisiones pasadas es una excelente manera de construir la base para tus decisiones futuras.

 

Si consideramos nuestros éxitos y fracasos pasados, nosotros podemos hacernos preguntas tales como:

 

“¿Qué puedo hacer diferente esta vez, para obtener un mejor resultado?”.

 

Si somos sinceros, nosotros cometeremos errores de vez en cuando. Lo importante es no castigarnos por las malas decisiones, sino aprender de ellas.

 

Pregúntate:

¿Qué fue lo positivo de tomar esa decisión?,¿Qué fue lo negativo?,¿Qué puedo aprender de este resultado?”.

 

Si quieres entender tu pasado, mira tú situación presente. Si tú quieres ver tu futuro, mira tus acciones hoy.

 

6.Emociónate al tomar decisiones.

Disfruta el proceso de tomar decisiones, muchas personas no lo hacen. Aunque tomar decisiones no sea la cosa más divertida en el mundo, cuando comenzamos a practicar esto constantemente, la vida se convierte en un juego de infinitas oportunidades.

 

Aprendemos acerca de nosotros mismos a lo largo del camino y crecemos en confianza. Tomar decisiones será algo más fácil con el tiempo, hasta que sea una tarea en la cual ni siquiera tendremos que pensar mucho.

 

Cualquier decisión que tomemos de aquí en adelante tiene el potencial de afectar nuestras vidas profundamente. Las oportunidades nos están esperando siempre.

 

Ejercicios:

1.¿Existen algunas áreas de tu vida en las que quisieras obtener mejores resultados? Piensa cómo tus emociones, pensamientos, hábitos y creencias han influenciado tus resultados en dichas áreas.

 

2.¿Qué decisiones puedes tomar hoy para comenzar a tener mejores resultados en estas áreas desde mañana mismo?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad